Ausencia anticipada

IMG_0252

Alguna vez os habéis parado a pensar que no somos inmortales, y que las personas a las que más queréis o vosotros mismos no vais a estar siempre.

Así porque esperar a decirles lo que sientes por ellos. Quizás mañana sea tarde.

Porqué nos empeñamos en dejar para mañana aquello que realmente importa , lo sentimientos, la sinceridad, la amistad, lo positivo. Hoy, ahora es el momento. No esperes.

Exteriorizar tus sentimientos con sinceridad, a “corazón abierto”. Decid lo que sientes sobre esa persona,  sin duda le va sacar una sonrisa , le va a emocionar, y al unísono te van a brindar a ti un sentimiento de felicidad, de alivio, por tener la oportunidad de transmitir lo que sientes en tu interior,  y que has ocultado , hasta ahora,  sin saber muy bien porque.

Así porque no sales de tu estadio de hastío , de penumbra y te pones a iluminar a todos aquellos que te importan. Ese ejercicio , si es absolutamente sincero te va a llenar por dentro, vas a hacer que los del al lado sepan lo que sienten por ellos, y seguro, que te van a responder con el doble de lo que tú les das.

Date, bríndate, reparte brillo,esa luz , tan especial que tienes en tu interior.

IMG_9583

Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

 

IMG_4671Caminante no hay camino, se hace camino al andar 

La vida son momentos, instantes, sensaciones , percepciones , impresiones que te llegan,…

No hay más.  Por mucho que nos podamos empeñar en pensar lo contrario, la realidad única,  es que sólo nos vamos a llevar , cuando la Parca(Las Parcas) venga a por nosotros, un buen saco de experiencias. De cómo quieras llenar ese saco, depende, en gran medida de ti. Puedes dejarlo todo en manos del loco destino, y esperar a cruzarte con lo que te venga: ó puedes ser dueño del mismo.

¿Cómo?

Pues siendo consecuente con tus deseos, anhelos, ilusiones, con aquello que verdaderamente quieres hacer ( o cuando menos intentarlo).

Y todo eso plásmalo en una lista.

En esa lista, fijarás , esto es lo fácil con las cosas materiales ; como viajes, cosas que quieres, lista de restaurantes u otros sitios donde quieres ir para vivir nuevas experiencias.

IMG_6806

 

Y la complementarás, y aqui viene lo más dificil, con las cosas (que no son cosas) importantes en tu vida, pero que deseas conseguir por TI y para TI: 

  • qué es lo que quieres,
  • qué es lo que te motiva,
  • qué es lo que te gusta de ti (para seguir mejorándolo) o que es lo que no, para estudiar como mejorarlo; o cuando menos,  saber vivir con ello, sin que te afecte en tu humor;
  • quiénes quieres que pasen por tu vida, mejor dicho, que se queden en tu vida, como vas a cuidarlos y mimarlos, complementándolos y apoyándolos en su día a día para hacerles sus vidas igual de ricas que la tuya.

Pero eso si, parate a pensarlo, tranquilamente, sin tener interferencias. Ten una cita contigo mismoIMG_6341. Párate a pensar e intenta contestar a las preguntas anteriores (que es lo que quieres, que es lo que te gusta , analízate de forma fría , sin sentimientos encontrados) y escribe tus respuestas en una hoja en blanco.

 

Haz un plan para cada una de ellas para conseguirlas. Y cada cierto tiempo, vuelve a revisarlas. Marca tu libro de ruta por la vida , sé El Capitan de Tu Destino, no dejes que las marejadas y tormentas de tu dia a dia, te desvien del camino a los puertos que quieres alcanzar.

Si vives, porque los conoces, fiel a tus anhelos , a tus principios, a tus deseos e ilusiones ; las podrás perseguir (sin volverse obsesivo) y  ya llegarán;  y sino llegasen, no podrás decir que no lo intentaste.

Como decia Antonio Machado, y cantaba Joan Manel Serrat (aqui en una versión con Joaquín Sabina):

Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar.

IMG_5086

Sé más eficiente: Acota tu tiempo laboral sin perder eficacia.

¿Y si resulta que puedes hacer lo mismo , con menos tiempo?

El otro día leía un articulo que afirmaba: “Los suecos lo han demostrado : la jornada de 6 horas es más productiva que la de 8” y que me va fantástico para ilustrar mi experiencia.

Prescindiendo de la fama que tenemos en España, de “calentar la silla” , dedicando muchas horas a la jornada laboral con eficiencia incierta; en mi opinión, esto no es una cuestión de nacionalidad, si no de habitos personales y de disciplina. Por supuesto, que la cultura de cada empresa influye, pero como siempre digo, está en nuestra mano el hacer algo y corregir , con el ejemplo, algunos malos habitos.

El caso es , que en mi opinión , y con todos los cuestionamientos del mundo,  que os animo a exponer, creo que, con algunas pautas básica,  se puede mejorar y en mucho, nuestra eficiencia diaria.

Yo llevo aplicándolo desde hace algun tiempo. Eso si, todo parte de una premisa básica, que no es otra, que el correcto dimensionamiento de la carga de trabajo a asumir por una persona. Fijado lo anterior, afirmo que ,aplicando algunas pautas ,se puede ser igual de eficaz, pero más eficiente ; con el beneficio adicional, de disponer más tiempo libre para hacer otras cosas fuera el ámbito laboral.

En mi opinión la eficiencia va directamente vinculada a la cantidad de tiempo que dispongo; si me obligo a fijar una hora de salida: las tareas salen a tiempo, exactamente igual que cuando disponía de más tiempo.

Es decir, que parafraseando a Einstein con lo que “el tiempo es relativo” y sin entrar en temas de Fisica Cuántica ,como los de la Dilatación del tiempo, pero que “me vienen al pelo”. En absolutamente cierto que la cantidad de cosas que haciamos en un intervalo de tiempo superior, las podemos incrementar, a pesar de habernos fijado ciertas limitaciones de tiempo: hacer igual o más , con menos tiempo.

la-dilatacion-del-tiempo-demostro-ser-real-miles-de-anos-despues-de-la-descripcion-en-antiguos-textos-hinduesO lo que es lo mismo; cuando procrastinamos, y dejamos algo por hacer “sine die”, en muchos casos se debe a que no tenemos-fijamos una fecha límite al respecto ; o si la fijamos, la misma ,está muy lejana de hoy. Si nos ponemos intervalos parciales de control y fechas limites (sin generarnos más presión de la que toca) , es un hecho , que notaremos que haremos mucho más , con menor necesidad de tiempo.

O sino, vale la pena que recordeis, el grado de eficiencia máxima, que tenemos los viernes cuando hacemos jornada intensiva , donde somos capaces de hacer en 7-8 horas mucho más que cualquier otro día laborable o , simplemente, nuestro grado de motivación aumenta exponencialmente,por el hecho de que viene el fin de semana. Así, nos obligamos a acabar la tarea que hemos ido arrastrando-demorando para “otro momento-para luego-para mañana”.

O si nos vamos de vacaciones, “simplemente por el hecho de irnos con la conciencia tranquila” somos capaces de hacer en esa ultima semana, una ingente cantidad de tareas que habiamos ido demorando durante el resto del año. Este mal hábito , repercute en un estrés y ansiedad demencial pre-vacacionales, que en algunos casos más graves, nos hace enfermar la primera semana de vacaciones.Alli se nos despiertan todo tipo de dolencias, que habian estado dormidas ( y que durante el resto del año,no nos podiamos permitir aflorar, por aquello de que teniamos que trabajar):”increíble pero cierto”.

consejos_no_perder_tiempo.jpg!Vaya tela no!. Somos capaces de hipotecar nuestras vacaciones por el hecho de haber dejado todo para última hora, y con eso de marcharnos “con el deber cumplido” para que nada ,durante las vacaciones, nos afecte. Y asi,  nos acabamos fastidiando a nosotros mismos ( y lo que es peor, a lo que nos rodean) por el hecho de una mala-malisima planificación y por no haber las cosas cuando realmente debiamos.

A lo mejor, digo yo,  todo reside en una malísima planificación y en minusvalorar el tiempo, pensando que es infinito.

Mis sugerencias para mejorar esto son:

  • Fijar una clara lista de tareas y clasifícalas en base a tus prioridades :
    • a su importancia (que valor te proporcionan en alcanzar tus objetivos profesionales ; para eso previamente has debido de fijar objetivos…)
    • qué tiempo requieren
    • Fecha límite para tenerlas finalizadas
  • Clasifícalas utilizando la matriz de Eisenhower (en una entrada antigua hablaba de la misma)
  • Importantísimo acota tu tiempo de trabajo diario:
    • Tu mismo decide si quieres trabajar 12,10, 8 o ¿porqué no? 6 horas : si el trabajo eres capaz de sacarlo. Recuerda quete pagan por trabajo realizado no por las horas que estas sentado
    • Si no te fijas una hora de salida (inexcusable) , empezarás a distraerte, a procrastinar y el día se te habrá pasado sin haber hecho lo que pretendías
  • Evita todas aquellas distracciones que te alejen de tu día a día:
    • redes sociales
    • compañeros de conversación interminable
    • desayunos y almuerzos excesivamente largos ( yo ahora prefiero traerme comida de casa; por aquello de evitar , tener que ir a un restaurante , caminar, esperar, …)
  • Destina la primera hora de la mañana, cuando más fresco estás a hacer las tareas que más se te resistan-menos te gusten-más odies. Si las dejas para después, no las harás. Además tienen un efecto sinergizante y de satisfacción personal bestial, que te motivará , en el momento que las hayas acabado, para hacer las otras tareas más fáciles, rutinarias, etc…
  • No vayas a reuniones o conferencias en las que no se hay fijado un orden del día, un tiempo limitado y de las que hayas recibido el material a tratar.
    • Exige disponer del mismo o si no excusa tu presencia.
    • Con el material que te envien preparalas.
    • Si ya los ha podido revisar, y no tienes que esperar a que te lo presenten, irás más directamente a las dudas a resolver y a posibles decisiones, resoluciones y lo que es mejor a que la reunión sea mas eficiente (y porqué no, más eficaz).
  • Ama tu tiempo por encima de todas las cosas = tu tiempo es tuyo y solo tu debes decidir cómo usarlo; recuerda se te paga por ejecutar de forma eficaz. Y la eficiencia , el tiempo que le dediques a ejecutarlo, va a depender de ti: sin duda tus actitudes influyen, pero la forma en que las uses , en más o menos tiempo , esas sólo dependen de ti.
  • Y no vengas con la excusa de que en tu empresa, esto no se estila. No vayas a remolque del resto. Practica el liderazgo, práctica con el ejemplo. Verás que si actuas de esta forma, generarás un efecto contagio, empezará a haber otras personas , que se interesen por como te organizas, y se lo apliquen…y así gota a gota, se cambiarán los malos habitos por buenas prácticas. A casi todo el mundo, menos a los workalcoholics o lo que todo lo vuelcan alrededor de su trabajo, les gusta- nos gusta tener tiempo para hacer otras cosas.

Y si lo que te digo, no te vale, piensa que esto no es nuevo, que ya lo decia la sabiduria popular o nuestr@s abuel@s en forma de dichos-refranes:

  • “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”
  • “Quien mucho abarca , poco aprieta”
  • “A quien madruga Dios le ayuda”, aunque este se contraponía con el de “No por mucho madrugar, amanece más temprano” (ya sabes, siempre hay un refrán para todo).
  • “Más vale pájaro en mano, que ciento volando”
  • “A lo hecho, pecho”
  • “El tiempo vuela”
  • Y multitud de ejemplos más (seguro que tu tienes más…)

Y si no,  te convezco, usemos el humor.  Una de las frases estrellas del comico José Mota es aquella de “hoy no, mañana”, la cual usa como coletilla  y excusa continua para cualquier tema, proyecto, asunto,… incluso ahora para llamar a un nuevo programa.

En resumen :

Acota tu tiempo, fijate una hora de salida, y ten claras las tareas que te acercan a tus prioridades, ya verás que si te aplicas esta receta, vas a notar un cambio increible en todos los sentidos.

IMG_6752

 

 

¿De verdad te vale la pena?

no-vale-la-pena-22

¿De verdad te vale la pena?

Durante las ultimas dos semanas, tras la implantación de mi  marcapasos , he tenido mucho tiempo para meditar sobre lo que habia estado haciendo con mi vida.

Siempre me habia dicho a mi mismo, que mi trabajo me encantaba; que podía pasar horas y más horas trabajando, porque era algo que me motivaba, me apasionaba, que me entusiasmaba. O eso al menos, es lo que creia.

Me sentía parte de mi empresa, sentia que era una relación recíproca, yo daba, porque mi empresa me daba. Sin embargo; tras mi susto; me he dado cuenta, que mi relación con la empresa no era todo lo sana que debia ser;  y que quizás el balance, respecto a lo que yo aportaba y ella me daba; no estaba del todo compensado.

Sin ir más lejos, dos dias después de mi operación, estaba conectado nuevamente, porque me necesitaban, “porque no tenian repuesto” (o eso me decia a mi mismo) , y habia un proyecto tremendamente importante, que dependía “unicamente” de mis aportaciones. Si que era cierto que el proyecto lo habia estado llevando de una forma tremendamente unipersonal; con lo que generé una dependencia enorme , sin aparentes alternativas, para cederlo a otras personas.

Y efectivamente, como me encontraban bien, y se me requería, y yo creía que mi aportación era fundamental, estuve trabajando al dia siguiente, y al otro, y el otro…cada dia habia una excusa, algo importante que se tenia que realizar, y que requería mi aporte.

Pero llegó un dia, de esta semana, tras 9 dias post operación, que me di cuenta, que no podia seguir así, que cada dia, habia algo que me necesitaba;  y que “siempre” era “muy importante”.

Las empresas son autenticas esponjas, y son capaces de absorber toda el esfuerzo, trabajo, sudor y lágrimas, que les brindes. Y llegó el fatidico dia, que me sentí mal, enfadado conmigo mismo, atrapado en mi propia trampa;  y me dije que eso no podia seguir así.

Hablé con mi superior, y  le dije, que no podiamos seguir con la misma dinámica; que cada dia hubiese algo nuevo,  ¿y sabeis qué? : lo entendió perfectamente.

Pero lo más triste, fue lo que me dijo: “Ginés , tienes que decir que NO, tienes que aprender a decir que NO, …nadie va a dudar de ti, de tu dedicación, de lo que has hecho, de lo que nos brindas, pero sólo tu , tienes que marcarnos-marcarte los límites…porque si tu no los pones, si tu no lo haces, nadie más lo va a hacer, la empresa estará encantada que sigas aportando, y nunca tendrá suficiente…

En definitiva, que el problema de mi sobrecarga, no era mi empresa;  si no YO MISMO, por mi tremenda autoexigencia y sentido de la obligación.

Me he equivocado, me equivoqué. Está genial ser responsable e intentar hacer un trabajo de alto valor añadido; pero al final, tienes que marcarte tus propios límites. No eres Superman, eres un ser humano, con mejores o peores habilidades, formación, aptitudes y actitudes, y que , solo de ti depende, hacia donde quieres llevar tu dia a dia profesional y hacia donde quieres fijar tus barreras profesionales.

Y, ha empezado a rondarme, una pregunta : ¿De verdad te-me vale la pena? .

¿De verdad te vale la pena, toda esa dedicación, esfuerzo, sacrificio personal, tiempos perennes , infinitos, sin ningún final…?

¿De verdad te vale la pena? No dedicarle, los tiempos que se merecen tu familia, tus amigos, tus aficiones,…

¿De verdad te vale la pena? No dedicarte tiempo a TI: a tu salud mental, a tu salud física, a cuidarte, a mimarte, a hacer lo que realmente te llega, te motiva, te inspira y te hace vivir disfrutando al segundo.

¿De verdad, sentirte realizado profesionalmente,

sacrificando lo anterior,

vale la pena?

La sociedad actual ;los modelos laborales actuales; son nuevos modelos de esclavitud, con la diferencia de que tu eres , en muchos casos, tu propio capataz y a la vez tu propio esclavo.

El ideal de la conciliación de la vida profesional y personal, tan manido, y vendido por los Departamentos de Recursos Humanos de las empresas; no son validos, en el entorno actual.

Actualmente no pueden existir compartimentos estancos entre vida personal y vida profesional, se intercalan continuamente, y de forma intrínseca; las nuevas tecnologías y modelos profesionales “sin oficinas o con oficinas en casa”, conllevan, el saber fijarse nuevas disciplinas, nuevas reglas personales, que te permitan buscar momentos de desconexión, alternando espacios de tiempo de trabajo, con espacios de tiempo personales. No se puede hacer de otra forma.

El único jefe , en este caso, eres tú. TU eres el unico, que tienes la obligación de fijar los límites, y evitar entornos 24/7 (24 horas laborables durante 7 dias semanales).

1lavidaesaquelloquetevasucediendomientrasestasocupadohaciendo_18_johnlennon

Debemos dejar de culpar . unicamente a nuestro trabajo, a nuestra empresa…y culparnos mucho más a nosotros; a no ser realmente disciplinados y a no distribuir-alternar correctamente, los tiempos profesionales de los personales (igual o más importantes).

La culpa es nuestra, nosotros tenemos que fijar esos tiempos, nuestros límites, nuestras pausas, nuestros descansos, y nuestos NOES.

Debemos aprender a decir NO,

debemos decir NO,

si no lo hacemos nosotros,

nuestro cuerpo , nuestra salud,

lo acabará diciendo por nosotros…

y entonces puede ser demasiado tarde.

 

img_0087
Debemos aprender a decir NO, debemos decir NO, si no lo hacemos nosotros, nuestro cuerpo , nuestra salud, lo acabará diciendo por nosotros… y entonces puede ser demasiado tarde. DISFRUTA DE LO QUE TE BRINDA LA NATURALEZA, MIRA ALREDEDOR Y DELEITATE CON LA BELLEZA

Ocuparse vs Preocuparse

5AAAF66C-9AD0-4254-A4E2-3523A7CC664F

El otro día mi buen amigo Jose Luis Gomez-Llopis, me hablaba de como había intentado ayudar a un cliente , explicándole la diferencia entre estar preocupado a estar muy ocupado.

Gaspar Hernandez en su libro El oficio de vivir bien, explica porque no es lo mismo.:

Michel de Montaigne, dijo la frase ” Mi vida esta llena de terribles desdichas, la mayoría de las cuales nunca ocurrieron.

Nos preocupamos de algo, preparando a nuestro organismo en lo peor, y este lo percibe como si fuese verdad.

O el proverbio chino :

Tienes un problema?; ¿Tiene solución?: de qué te preocupas,; ¿ No tienen solución?: de que te preocupas.

¡Que grandes verdades!.

Si en lugar de estar todo el rato dándole vueltas a pensamientos negativos rondándonos la cabeza,  que no nos dejan estar tranquilos inmersos en nuestra paz interior…nos dedicásemos a sólo a pensar-centrarnos en ellos , en el momento en el que realmente apareciesen; nuestra mente descansaría; dejaría de estar “pre-ocupada”

“Es que soy previsor, es que me gusta estar preparado…” ; perfecto; más vale prevenir, que curar…..pero si te pasas de prevenido, no vives…estarás todo el tiempo, preocupándote de cosas que te pueden pasar (o no)  y demasiado ocupado para vivir lo que realmente te está pasando.

¿Hay que hacer planes? :  por supuesto que si , con tiempo y siguiendo MI libro de ruta = lo que realmente me gusta, motiva y quiero hacer en la vida. Pero una vez preparados, se deben dejar en El Cajon, de los por si acaso, y no pensar en ellos: ya están preparados , para cuando verdaderamente sean necesarios. Allí bien guardaditos, por si hubiera que usarlos en algún momento.

Esa sería la visión optimista, me “ocupo” haciendo aquellos planes directamente relacionados hacia donde quiero conducir mi vida, para no “preocuparme”.

El matiz que las diferencia es mucho más grande de lo que podría parecer. Ocuparme , esta directamente relacionado con lo que debo hacer. Preocuparme, solo sirve para montarme una historia dentro de mi cabeza (“engaño a mi cerebro”),  haciéndole creer algo y que se ponga a actuar , ¡por algo que no está sucediendo!: menuda pérdida de tiempo,  ¿no?.

Los problemas se arreglan haciendo cosas, no pensando en ellos, no por darles vueltas y vueltas en tu cabeza , se van a arreglar. Hay que actuar, hay que hacer.

¿Y tu “Life Squeezer” que eres de los que se ocupan o preocupan?

1eb350db-b582-4d7d-95b0-b2ba0b070e0a.jpeg