Cada dia soy más asocial usando las redes sociales

La entrada de hoy va sobre como controlar el tiempo que dedicamos a las redes sociales. Ya parto del hecho de que evitarlas es una utopia: “Sin ir más lejos ahora mismo no me estariais leyendo“.

El problema reside, como todo, en los excesos y el que dediques más tiempo del que, quizás,  debieras a las mismas, pasando a ser una obsesión, descuidando las relaciones sociales verdaderas. Aquellas que te obligan a mirar a los ojos al que tienes delante, o a escucharlo con detenimiento, que no oirlo,  prestándole toda tu atención,  sin distracciones de por medio.

Si a esto le añades, la vertiente multitarea estar “viendo”, por ejemplo,   series o peliculas en  cualquier  plataforma digital,   y a su vez, estar revisando el contenido de las entradas de tus proveedores sociales ( facebook, instagram, twitter, etc…), el problema se agrava exponencialmente. Tu ocio audiovisual, o mejor vuestro,  si lo compartes con alguien, está siendo interrumpido por las redes sociales, con lo que ni siquiera eres capaz de disfrutar algo poniendo todos tus sentidos y compartiendolo con quien tienes al lado.

En mi opinión las redes sociales, bien utilizadas, si que nos ayudan a socializar; el problema está cuando, como en todo, pasamos al exceso y  dedicamos demasiado tiempo a las mismas, acabamos no teniendo tiempo para la socialización verdadera, la no realizada a través de medios digitales, la que usa la “carne y hueso”.

Son adictivas;  es el nuevo tipo de droga de la sociedad actual. Su problema , es similar, al que tienes cuando abres una bolsa de patatas chips…que no puedes parar, y vas comiendote patatas, en este caso saltando de link en link , de contenido en contenido, de forma indiscriminada. Con la gravedad, de que en el caso de las patatas, la bolsa se acaba, pero en internet los contenidos son ilimitados.

Como he indicado, no propugno el eliminar su uso, si no el saber controlarlas, midiendo el tiempo que destinamos a las mismas. Por ello, a continuación, os propongo algunas aplicaciones destinadas a darnos consciencia del tiempo que dedicamos a las misma,  o a avisarnos y , porqué no , a bloquearnos si intentamos acceder en alguna de ellas excesivas veces.

Keepmeout : Servicio online , que funciona con cualquier navegador, y que permite configurar alertas para determinadas páginas web. De forma que nos avisa al intentar acceder a ellas en un determinado número de veces o nos avisa-limita el tiempo que estamos en las mismas.Dispone de una opción para que esté activo a determinadas horas del dia.

StayFocusd : Extensión para  Chrome , que bloquea completamente, el acceso a determinados sitios web las veces o a las horas del día que especifiquemos. Completamente configurable,  incluso para que funcione solo algunos días: entre semana o los fines de semana , por la mañana o por la tarde, o noche.

Cold Turkey es una aplicación exclusiva para entornos Windows que limita el acceso a páginas web y aplicaciones como mejor nos parezca.

Tomato Timer: Aplica la tecnica Pomodoro , de la cual ya he escrito en otras entradas sobre productividad personal. Intervalos de 25 minutos para focalizarnos en una determinada actividad, sin distracciones. Esta aplicación no bloquea páginas, sino que sigue la teoría de rendimiento Pomodoro, estableciendo un ritmo de trabajo compuesto de periodos cortos de esfuerzo seguidos de descansos muy breves.

Flipboard : Esta aplicación, nos permite abordar el tema de una forma diferente. En la misma, podemos crear “nuestra” revista con los contenidos que más nos interesan completamente agrupados. De forma que evitamos el tener que ir abriendo las diferentes plataformas : Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin, YouTube, revistas digitales,etc..
No obstante, si bien tiene una ventaja clara, que es centralizar toda la información que nos interesa, evitando que nos podamos dispersar, más de la cuenta, la deberiamos utilizar aplicando cualquiera de las aplicaciones anteriores, no vaya a ser que sea peor el remedio que la enfermedad.

En mis proximas entradas, escribiré, vinculado al punto anterior, sobre el tiempo que dedicamos al uso diario del movil, y algunas aplicaciones que se usan para medir esto.Seguro que os quedareis sorprendido, como me he quedado yo, conmigo mismo.

Me gustaría que este articulo, os sirva, para que penseis al respecto de cómo estais usando las redes sociales, y cuanto tiempo les destinais. Y en el otro lado de la balanza, cuanto tiempo le destinais, a hablar con la persona que teneis al lado, a escucharla, o simplemente  a mirarla o tocarla (también son formas de comunicación).
O que es más importante disfrutar de una puesta de sol que estemos viendo, que “subirla” a las redes, para que otros sepan lo que haces : realmente lo estas compartiendo o sólo quieres notoriedad = likes.

Seguro que si todos lo hiciesemos un poco más, viviriamos una vida más real y menos digital.


 

La Iniciativa MARC: "Como Hombres Podemos Marcar la Diferencia"




La Iniciativa MARC: “Como Hombres Podemos Marcar la Diferencia”

Ha pasado bastante tiempo desde mi ultima entrada. Una punta, demasiado tiempo prolongada, de trabajo,  me ha llevado a cierto agotamiento “mental”, y a un cierto hastio, que se ha traducido en una falta de ganas a ponerme a escribir este blog.
El blog, como sabeis, es una iniciativa personal, a la que nadie me obliga, sólo yo mismo, y la realidad es que en los ultimos tiempos, esa motivación y ganas de compartir habian desaparecido.
Hasta hoy, que he vuelto a ponerme a la tarea, para explicaros una iniciativa en la que participé la semana pasada.

Se trató de la presentación en mi empresa del Proyecto MARC (“Men Advocating Real Change”) La citada presentación, en la que participé como ponente, conjuntamente con otro compañero (Andreu Camps) y otros conferenciantes de otras empresas; habia sido organizada por LEAD Network (“Leading Executives Advancing Diversity”).
LEAD es una organización , con la misión de atraer, retener y hacer avanzar a las mujeres en las empresas en Europa a traves de la educación , liderazgo y desarrollo del negocio.

Nuestra presentación , como indicaba, buscaba introducir el Proyecto MARC. Esta es una comunidad para hombres comprometidos en conseguir la igualdad de generos en el entorno laboral. MARC es un punto de encuentro donde los hombres pueden ser ellos mismo y discutir abiertamente cualquier cuestión que les venga a al cabeza respecto a las problemáticas de genero que se generan en el trabajo. Y tiene sentido que seamos los hombres, los primeros en promover el cambio, ya que en la mayoría de consejos de administración de las empresas, hay una mayoria masculina.

Las razones por las que me he prestado a promover esta iniciativa, parten de un interés personal. Como , os he comentado, en entradas anteriores, soy padre de tres hijas de 17,15 y 5 años y me preocupa su futuro. Dia a dia, se está mejorando en el camino de la equiparación de la mujer a los hombres en el entorno laboral…pero todavia queda muchisimo camino a recorrer.
Y esto me lleva a plantearme, si yo estoy haciendo todo lo posible, tanto desde el punto de vista profesional como el personal, para contribuir a ese objetivo.

Asi, que me puse a reflexionar al respecto. Lo primero que hice fue el realizar una “encuesta” a las mujeres de mi casa, con el fin de recoger sus opiniones de primera mano. La cuestiones básicas eran porqué hay más hombres con “influencia” que mujeres y “qué tienen las mujeres, que no tengamos los hombres?”.

La fuerza fisica mayor en los hombres que las mujeres, y que en el pasado podia ser un hecho excluyente, con las nuevas tecnologias y adaptaciones de los puestos de trabajo a dejado de ser “un problema”.


La maternidad y el embarazo previo, es algo, por razones obvias, que sólo pueden hacer las mujeres. Esto conlleva implicito, bajas maternales y ausencia del puesto de trabajo exclusivas para ellas. No obstante, se están arbitrando medidas equiparativas al respecto para que los hombres puedan realizar cuatro meses adicionales de permiso retribuido para cuidar a los hijos. Se buscan medidas de conciliación y reducir el riesgo de exclusión en procesos de selección de mujeres vs. hombres.

Ahora bien, la medida anterior, poco exito tendrá, si no cambiamos los modelos educacionales actuales, todavía basados en diferenciar tareas del hogar entre mujeres y hombres.
Pero lo paradójico del tema es que , resulta que las tareas del hogar tradicionalmente realizadas por mujeres: cocinar, coser, economía familiar, lavar la ropa o planchar…cuando salimos a la calle, profesiones de prestigio realizadas por hombres: cocineros-chefs, diseñadores de moda, banqueros, peluqueros o ingenieros que diseñan máquinas de uso en el hogar…

Me temo, que parte del problema, es que los modelos educacionales todavia vigentes en las generaciones de madres-padres actuales, beben todavia de la influencia de arquetipos educativos diferenciales de tareas que son de-para mujeres . Y que ellas mismas, siguen promoviendo, sin darse-darnos cuenta.
Me temo que las aptitudes machistas no son exclusivas de los hombres.

Dicho esto, parece claro que esta en la mano de tod@s, el promover-provocar ese cambio. Es fundamental, para ello, conocer qué es lo que no hacemos del todo correcto.
Dicho esto, qué es lo que quiero para mis hijas?:

  • Que tengan en el futuro, las mismas oportunidades que he podido tener yo en mi pasado
  • Que puedan aprovechar todo su potencial, sin mermas, ni condicionantes.
  • Saber como ayudarlas mejor
  • Adaptar mi forma de pensar, mis improntas del pasado y estar más abierto a las diferencias
MARC : Men Advocating Real Change, puede ser una de las soluciones. Os animo , que reviseis el link adjunto, y os apunteis en el mismo. Seguro, que los materiales del mismo, os pueden ser de ayuda, en ese camino de educar a nuestros hij@s y en ideas-soluciones para solventar los problemas de las diferencias de sexos, y conseguir que el mundo en un futuro no muy lejano, sea más justo.

Quien tiene el libro de instrucciones para educar a tus hijos ?

 


¿Quien tiene el libro de instrucciones para educar a tus hijos ?

Soy padre por partida cuádruple , de tres hijas , de las que estoy tremendamente orgulloso, y de Alex , mi hijo, que a pesar de no estar ya con nosotros, siempre estará dentro de mi.
Marga  17, Ana  15 y Ariadna con 5 años conllevan una disparidad de criterios y necesidades tremendamente diferentes.
A esto se une mi especial situación personal: padre divorciado , conviviendo con ellas en periodos de tiempo cortos…pero intensos,. Ya sabéis mi criterio, y en este caso más por fuerza mayor, que por devoción , de primar calidad a cantidad
Son unas hijas excelentes, con gran potencial, responsables , buenas estudiantes y grandes personas…a las que quiero con locura. Pero que, como cualquier hijo … no vienen con libro de instrucciones . ¡Y que difícil es, a veces! , el pretender ser educador..sobretodo porque la única enseñanza que hemos tenido ha venido de la mano de nuestros respectivos padres. Lo que conlleva, el que te puedas ver sorprendido  replicando determinadas comportamientos o diciendo otras , que nunca pensaste repetir…sobretodo por el rechazo que te generaban cuando eras el sujeto al que se dirigían.
Pues si!…acabamos , para bien o para mal, repitiendo muchas de aquellas acciones o actitudes , que hacían con nosotros nuestros padres … y ahora, cuando ellos son abuelos, se ocupan de cuestionarnos …ya sabéis: los padres crían y los abuelos malcrían

En mi caso concreto me preocupa, precisamente por mi situación, paso poco tiempo con ellas…el no ser excesivamente complaciente. Eso, siempre lo he tenido claro,  y si las tengo que reñir, no me duelen prendas…Pero haciendo eso, corres el riesgo, en mi caso concreto,  de que, cuando se hacen mayores, puedan aprovecharse de la situación y excusarse, con, en la mejor de las situaciones por sus obligaciones (tengo que estudiar), en el peor (prefieren quedar con sus amigos) …con lo que  no estan el (siempre poco) tiempo que deberían contigo.
Es duro, el asumir, que conforme se van haciendo mayores, su orden de prioridades varía, y tú pasas a ocupar puestos posteriores en su lista…
Tal como he dicho, en mi caso, tengo asumido que quien lleva y ha llevado, el peso de su educación estan siendo sus madres; simplemente por la realidad: pasan mucho más tiempo con ellas. Pero , aún así, quiero e intentó contribuir en todo lo posible. Mi trabajo , con muchos viajes, no ayuda, pero como todo, es una CUESTIÓN DE ORGANIZACIÓN….ya sabéis GTD = Hay un tiempo para todo – Tu no puedes hacer todas las cosas, pero si cualquier cosa!.
Su educación me preocupa, y quiero prepararlas para que sepan,  que no todo en la vida es fácil, que hay contratiempos y que deben estar preparadas contra la frustración que eso les puede generar.
Y , hacerles ver , lo verdaderamente afortunadas que son. Que sepan valorar todo lo que tienen…y no me refiero a lo meramente terrenal, sino a su enorme potencial personal.
Hoy por hoy , los padres tendemos a un tremendo proteccionismo, y eso no les ayuda!.
Si les damos todo mascado, y no les enseñamos a solventar sus problemas , difícilmente sabrán salir adelante.
Me preocupa el que estamos forjando una generación de “blanditos” , por ese afán malentendido por nuestra parte,  de querer que “no pasen lo que nosotros habíamos pasado”.…y me pregunto , nuestra generación ( la de los años 60-70) ¿que problemas tuvimos?… Entiendo el matiz, en la de mis padres (años 40-50) ¿pero en la nuestra?…creo que exageramos…
Cuando , precisamente ahora,  se están volviendo las tornas, y  tengo la sensación que seguramente la calidad de vida de nuestros hijos puede ser peor que la de nuestra generación en algunos aspectos, fuera del Tecnológico y de la Salud (por lo menos la física, no se la mental...en este mundo de locos..). La Economía , el  desempleo, la falta de valores humanos , parecen ir a peor…y precisamente por esto…tiene mucha más importancia ,si cabe, el educarlos en valores que les permita afrontar más ese entorno futuro que se les aventura.
Hacerlos más eficientes es fundamental en un entorno tremendamente competitivo ,  donde prima un exceso de información (la cantidad lo rápido , a la calidad). Darles criterios donde sepan evaluar lo que es verdaderamente importante. Darle valores humanos que les ayuden a ser buenas personas , pero también a luchar por sus intereses personales , hacerles pensar en su futuro  y estimular sus fortalezas y ayudarles a mejorar, valga la redundancia,  sus áreas de mejora (por no decir “defectos”)…orientarles a ser mejores personas y estar preparados para los retos que les pueda traer un futuro incierto.
Mucho se ha escrito al respecto de la educación…os invito a visitar los links de abajo…con opiniones de todo tipo…pero fundamentalmente dirigidas a pensar y reflexionar sobre lo que estamos haciendo como padres…y que está en nuestras manos el poder mejorarlo
El primero, del juez de menores , Emilio Calatayud..dice verdades como puños…en un tono sobrio y tremendamente castizo, pero de alguien , que las has visto de todos los colores
El otro sobre la generación bandita , tremendamente esclarecedor…
O el punto de vista de Carles Capdevila periodista, con un punto de vista de Educar es Comunicar, con Humor…menos crudo que los anteriores, pero igual de realista.
Y este último de Simon Sinek , escritor y consultor de marketing , sobre la generación Millenials ( la posterior a 1984)…tremenda entrevista.

El tema da, para intensisimos debates, donde cada uno , seguro que tendrá sus propias razones, …está claro que el libro de instrucciones para educar hijos, no existe…Pero creo, y solo este , ha sido el motivo de esta entrada, es el que reflexionemos al respecto...yo lo hago, porque me preocupan mis hijas y su futuro…

¿Y tú, que haces al respecto?…estaria encantado de escuchar  vuestras ideas, consejos, traumas…y otras enjundias, que conlleva la responsabilidad de ser padre.