No me gusta mirar atrás pero a veces no queda más remedio…

No me gusta mirar atrás pero a veces no queda más remedio…

A veces hay que mirar hacia atrás, aunque como buen Life Squeezer mi objetivo se fije en el presente, en el dia a dia; pero es en esta epoca, donde practicamente ya tenemos cerrado el año, donde es bueno revisar los objetivos que nos hemos fijado, el grado de consecución de los mismos, y porqué no? reformularlos, si son coherentes y se ajustan con nuestra nueva realidad,  y nos siguen sirviendo para el año que nos viene.

En mi caso personal, este ha sido un año terriblemente duro en lo profesional. Lamento decir que he llegado “con la lengua fuera” y con el “depósito prácticamente vacio”. Si habeis seguido alguno de mis post anteriores, hablaba al respecto (aunque siempre ha alguien que está peor…y si no , que se lo pregunten a Fernando Alonso…”).

No puedo decir lo mismo del terreno personal, donde me encuentro mejor que nunca, si bien hay alguna cosa a mejorar (hacer más deporte,…pero eso tiene fácil arreglo). Por otro lado, uno de mis objetivos personales, era escribir este blog, y creo que puedo decir que ya lo he interiorizado dentro de mis rutinas. Además con alguna grata sorpresa, como el link de Jerome Sangers a una de mis entradas, en su blog “El Canasto“, algo que valoro enormemente, más viniendo de uno de los grandes gurus de la productividad personal de este país.

Ahora bien, como decia, en el campo profesional, he llegado “muy falto de fuerzas” al final del año, y como no deseo que se vuelva a repetir, es conveniente hacer una revisión de porque me ha sucedido esto.

En primer lugar una de las razones ha venido por no ser suficientemente selectivo a la hora de ejecutar las tareas. Como he repetido en sucesivas ocasiones, “puedo hacer cualquier cosa, pero no todas las cosas”…y mucho me temo que, mi sobrecarga de trabajo se ha llenado de más tareas de la cuenta, y lo que es peor de algunas que no me aportaban NADA a mis objetivos principales.
Por lo tanto, el año que viene, debo establecer un criterio mucho más acotado a la hora de decidir si hago o no esa tarea  o si, simplemente la acepto, valorando qué es lo que me aporta, y si realmente me aproxima a mis objetivos básicos.

Otra de las razones, es el no saber decir NO.
Va relacionado con la anterior, puedes entender que decir que NO,va en contra de ser una persona “agradable, empática y con don de gentes”, pero al fin y al cabo, si razonas al que te pide algo, ese NO, seguro que lo va a entender y al final te vas a evitar “sufrimientos” personales.
Recuerda que lo más importante eres tu, tus objetivos y cómo realizarlos, y si por hacer los de los demás, no consigues los tuyos o el que para conseguirlos, tengas un desgaste excesivo, simplemente NO los hagas. En definitiva, para el próximo año, voy a usar el NO con más frecuencia.

Por último, uno de mis defectos en la falta de consistencia y disciplina. No lo puedo evitar, pero en más ocasiones de las que desearía, me despisto.
Si bien me ilusiono muchisimo y me fijo metas. Por diferentes razones acabo abandonando algunos proyectos que comienzo tremendamente motivado.
Sin dudas, el problema puede venir, por no haber realizado un análisis previo correcto de lo que me aportan los mismos, y segundo el no haberlos incorporado, a mi rutina.
Para el próximo año, me voy a fijar menos objetivos, pero grandes, y con el fin de garantizar su consecución, me fijaré metas conseguibles intermedias (ya sabeis, “un elefante se come a bocaditos, pero constantes…”

Realmente es fácil, por no decir, una tendencia natural que tenemos todos,  cuando llegan cambios de ciclo como es el caso: un año que se acaba y otro que empieza; el que nos fijemos pautas de mejora, es fácil; otra cosa es ejecutarlas.
En mi opinión la clave está en estructurarlas correctamente, tener claro el objetivo y qué vamos a conseguir, y dividirlas en pequeñas etapas, que nos permitan valorar la evolución de las mismas.
Y sobretodo, el no esperar a hacer revisiones a final de año, si no incorporarlas en nuestra rutina semanal, por no decir diaria, y corregir, a tiempo, caso de que nos desviemos del objetivo final.

¿Y tu “Life Squeezer” , ya has hecho balance del 2015, y te has planteado qué vas a conseguir en el 2016?

Me permito desearos una agradable celebración de la Navidad en compañia de los que más quereis, y mis mejores deseos para el año 2016.

 

Alex, gracias por todas tus enseñanzas

Alex, tres años han pasado ya desde nuestro último abrazo, desde nuestros últimos besos; tres años en los que sigues estando dentro de mi, iluminándome con tus recuerdos y enseñanzas y haciéndome entender que la vida es más sencilla de lo que creemos ..hoy más que nunca me gustaría poder volver a abrazarte , besarte y agradecerte tu paso por mi vida. Te extraño, te quiero y nunca, nunca , nunca te olvidaré.
Con todo mi amor, hasta siempre príncipe mío!

La cartera de piel ha muerto, viva el movil!

La entrada de hoy, a diferencia de las ultimas aportaciones, se centra en contenido eminentemente práctico. Y trata sobre algunas aplicaciones para movil que nos pueden ayudar en el dia a dia; y en definitiva, atendiendo al objeto principal de este blog, a hacernos más eficaces o cuando menos evitarnos algunos quebraderos de cabeza.

¿Os habeis dado cuenta la cantidad de tarjetas que tenemos en nuestras carteras?.
Está muy bien el disponer de tarjetas de fidelización que nos permiten ahorrarnos algunos eurillos, pero al final, la cartera se va llenando y llenando, y nos lleva a desechar algunas , y entonces, no disponer de ellas, justo en el momento que más las necesitamos.

Me permito sugeriros, para evitar este problema, y entendiendo que la mayoría de nosotros llevamos nuestro movil encima, el que os instaleis una aplicación llamada STOCARD.
Esta aplicación es sencilla, pero ideal para solventar los problemas que os indicaba anteriormente.

Otra aplicación, que nos permite solventar de una forma segura, el tener que memorizar las mil y una contraseñas que dia a dia tenemos que manejar , es la denominada 1Password.
Permite disponer de una forma muy segura (tiene una opción de apertura mediante tu huella digital)  en una sola ubicación todas tus contraseñas más importantes.

Otra aplicación, para los usuarios de iPhone viajeros, es la Apple Wallet, la cual te permite disponer de las tarjetas de embarque y algunas tarjetas de fidelización sin tener que imprimirlas y así ser un poco más ecológico.

Sin lugar a dudas, en breve los smartphones, nos van a llevar a no tener necesidad de tener carteras, ni monederos con nosotros, ya que cada vez va a ser más innecesarias las mismas, si tenemos en cuenta que la telefonia ,conjuntamente con la banca a distancia y el comercio, están apostando más y más fuerte por estas opciones tecnológicas.

Estan al llegar aplicaciones diseñadas por los fabricantes de moviles : Samsung Pay, Apple Pay o Android Pay, con idea de que nuestro movil se convierta en un monedero y nos permitan complementar lo que la mayoría de entidades bancarias han lanzado hace tiempo. La disposición de aplicaciones que nos permiten controlar nuestras cuentas y realizar las operaciones del dia a dia, sin necesidad de perder tiempo en colas y/o desplazamientos.

No se que pensareis vosotros, pero mucho me temo que las carteras de piel, tienen los dias contados.

 

 

Cambia de ritmo para salir del "Burnout" o… "de como reencontrarse con uno mismo"

Últimamente he estado notando que estoy más cansado de lo habitual , apático e incluso con poca claridad de ideas (al menos, menos de lo habitual…).
Intuyo que el excesivo ritmo de trabajo que he estado llevando hace más de un año con continuos viajes por todo el mundo, a ritmo frenético y esa sensación continuada de que por muchas horas de trabajo, siempre hay mas trabajo que hacer, no me está ayudando.
Es esa maldita sensación de estar intentado vaciar el mar que me genera insatisfacción continuada; y a pesar de que me tildo de buen organizador, eficiente y eficaz, tengo la sensación de que no llego a todo.
Revisando un poco bibliografia al respecto de algo que habia oido hablar; y que asociaba con otro tipo de profesiones más interesantes que la mia. Me he dado cuenta de que estoy “quemado-agotado-consumido”…o como denominan los anglosajones, esto sufriendo ese fenómeno llamado “Burnout”. Y me he dado cuenta, muy a mi pesar, que gran parte de estas sensaciones descritas anteriormente encajan a la perfección con los sintomas del mismo.
Este tipo “dolencia”, está muy asociada a profesionales o personas tremendamente exigentes consigo mismas , de los del tipo “yo puedo con todo”…y que se olvidan de que si bien “tu puedes con cualquier cosa, NO puedes con todas las cosas”.

Lo bueno de todo esto, es que tiene arreglo, sin ir más lejos este fin de semana, me he alejado al máximo posible de mi trabajo, haciendo cosas muy diferentes al dia a dia…y ahora mismo tras dos dias de “descanso activo”, hoy domingo noche, veo las cosas de forma mucho más positiva. Evidentemente no voy a bajar la guardia, y me he “prescrito” unas vacaciones en breve, donde buscaré desconectar al máximo. Esta epoca que se avecina, es propicia a hacer desconexión, balance y borrón y cuenta nueva…y creo que es un buen momento de que revise mis prioridades y busque cómo puedo ser mucho más selectivo en mis cargas de trabajo, decir más frecuente “NO” y hacer un cambio de paso durante las próximas semanas.

Hoy mismo; fijaros que no he usado mañana; me he puesto en la tarea; tengo claro qué es lo que tengo que hacer los próximos dias , tanto en lo profesional , como sobretodo en lo personal.

Y al llegar a esta conclusión, me ha ayudado una experiencia tremendamente vital y positiva, por la que acabo de pasar. Acabo de llegar de un reencuentro con compañeros de EGB del Colegio San Antonio María Claret en Nou Barris, a los cuales hacia 33 años que no veía. Sinceramente ha sido algo muy bonito el rememorar, recuerdos ya olvidados, de tiempos donde eramos tremendamente inocentes y llenos de ilusion. Ver que  la vida a todos nos ha llenado de un sinfin de experiencias, de todo tipo,  y que a pesar de todos los años pasados, nos hemos puesto a hablar como si fuese ayer mismo que nos habiamos visto. Lo hoy vivido, me ha hecho recapacitar, y me ha ayudado a valorar mucho más que en el fondo, una de las sensaciones más importantes en la vida de uno, es la amistad y las relaciones humanas, por encima de los agobios diarios y materialismos puntuales.

Gracias a tod@s los Claretianos por la lección de hoy! Sois muy grandes!

Resiliencia para Life Squeezers

Resiliencia, es la capacidad de recuperarse de las situaciones de crisis y aprender de ellas. Consiste en tener una mente flexible y pensamiento optimista, con metas claras y con la certeza de que todo pasa.Es la capacidad de adaptación del ser humano tras circunstancias especialmente difíciles.

 

Creo que soy un resiliente, o cuando menos, me gusta pensar que si. La vida me llevó a pasar por una andadura especialmente difícil, la enfermedad de mi hijo Alex desde su nacimiento hasta su temprano fallecimiento con seis años, y todas las duras experiencias durante ese periodo: operaciones varias, descubrimiento de su enfermedad, connotaciones y consecuencias fatales de la misma, pérdida de toda esperanza de sanacion, esperanza de vida de solo tres años, reanimaciones varias en primera persona y multitud de otras situaciones muy duras y de las que procuro pasar por encima sin entrar en más detalles.
Las experiencias negativas siempre están ahí, pero en mi caso hace ya mucho tiempo que opte por acordarme solo de los buenos momentos; porque aunque el panorama anterior no fuese el más halagüeño, al final esas sensaciones positivas son con las que me quedo y hago perdurar para siempre conmigo: la sonrisa de mi hijo, su amor completo y sin cortapisas…jamás me he sentido tan Amado, o cuando menos de la forma que Alex manifestaba, sus pequeños-grandes avances que me llenaban de alegría y sobretodo su ternura de osito de peluche con sus abrazos, y sus “besos” y risas.
Alex, con su corta existencia  me enseñó mucho más de la vida que cualquier otra experiencia vivida: a ser feliz con lo mínimo, a luchar por la vida como solo hacen los supervivientes, y perdurar por siempre dentro de mí en forma de calorcito interior que me calienta el alma.
Porqué sí, se puede salir de un tipo de experiencia así y adaptarte y mirar hacia delante, valorando mucho más la vida y sus circunstancias, y no dejándose llevar por el desánimo a pesar de que  a veces vengan nuevos retos que nos parecen realmente difíciles.
Ninguna otra experiencia se puede asemejar a  la pérdida de un hijo…pero en mi caso, al saber que más tarde o temprano llegaría un final, que no por no deseado, era irremediable…el convivir con esa certeza , día a día, me permitió,  el poder despedirme de él con la grata sensación de haberle dado todo y más, cada uno de los días en los que vivió; intentándole dar de todo el amor posible, y quedándome con la conciencia tranquila de haberlo intentado todo y haberle dado todo lo que estaba en mis manos.
Siempre he tenido la convicción, de que Alex vivió tres años más de los que le daban como esperanza de vida, porque tuvo a su lado a los que le queríamos; y sentía, en primera persona, nuestro gran amor…y eso le llevó a luchar y luchar por seguir existiendo, para poder seguir recibiendo nuestro amor, y a la vez premiándonos al hacernos  partícipes del suyo.
Esas vivencias, quedaron dentro de mi, y han servido para hacerme como soy ahora….intento mirar la vida con esperanza y sobreponerme cuando me llegan circunstancias “difíciles”.Soy humano evidentemente, y a veces me vence el desánimo, cuando, como ahora ,mi trabajo me satura y me afecta en mi ánimo más de lo deseable….pero es entonces, cuando miro hacia atrás, pienso en Alex y su lucha intensa, y me doy cuenta de que no tengo derecho a quejarme, que la vida es mucho más que un simple trabajo por muy intenso y saturador que pueda ser y que hay mucho más fuera de él.
Que la vida es mucho más bonita de lo que podamos ,a veces , pensar, que solo se trata de cambiar el punto de vista para que la perspectiva de la misma y su enfoque nos cambie, y que sepamos valorar que tenemos mucho que agradecer y mucho que aportar a los que nos rodean.En mi caso, además de que Alex sigue conmigo en su recuerdo imborrable e imperecedero, tengo la suerte de tener una pareja maravillosa, con la que estoy viviendo una segunda juventud y que me hace muy feliz y unas hijas que me llenan de orgullo, satisfacción y alegría.
 
Cambia la perspectiva, mira el vaso medio lleno, no te bloquees y piensa que todo pasa, que tras la tormenta siempre viene la calma, y vive y disfruta cada día de tu existencia como si no hubiese un mañana…exprime tu vida , se un resiliente , se un Life Squeezer!
Y tú eres un resiliente o solo te dedicas a lamentarte de lo que podría haber sido y no es?