Vuela bajo y seguro en tu día a día; pero si quieres llegar lejos debes arriesgarte y volar más alto!

 

No sé si es porque estoy cansado y todavía recuperándome de mi periplo por Asia…él jetlag te juega , a veces, malas pasadas, pero hoy me he despertado con unas cuantas ideas ¿”trascendentes”? sobre mi vida.

No se,  últimamente,  tengo la sensación de que no estoy manejando, todo lo bien que quisiera,  mi vida.O al menos, esto es lo que me está pasando estos días, donde tengo la sensación de no ir bien encaminado.
Parece como si solo me dejase llevar por las circunstancias,  y fuese dando bandazos de un lado a otro , sin tener demasiado claro a dónde ir.

No os equivoqueis:  soy feliz, en lo personal y, a ratos, en lo profesional. Pero hoy, como decía,  me he levantado con sensación de no profundizar = disfrutar demasiado en mis experiencias; en moverme otra vez, por criterios de cantidad, en lugar de calidad….y:  no me gusta.

Pasan mis días, sin demasiada pena ni gloria; completamente llenos de actividades;  y me pregunto sobre la trascendencia de las mismas. Parece como si tan solo, todo se quedase,  en mera superficialidad. Ya sabeis el dicho: “quién mucho abarca, poco aprieta…”.
Y a pesar de que pueda parecer incongruente,  él querer ser un Life Squeezer;  y exprimir al máximo la vida y vivir plenamente el presente;  hoy me he despertado pensando en que eso está muy bien, pero,  que al final,  es muy importante, para evitar ir caminando cuan pollo decapitado, el saber,  a dónde quieres ir.

Pensando al respecto me he acordado del ejercicio sugerido por David Allen en su libro GTD. El modelo de las seis etapas, aquel donde sugiere,  que nos convirtamos en un piloto de avión y pilotemos a diferentes alturas. Esas diferentes cotas;  son nuestras diferentes alturas de miras;  y son,  las que nos permiten,  el visualizar una mayor distancia… un mayor radio de acción.

Prosiguiendo con el simil, si vuelas una avioneta pequeña o u simple helicóptero , tu radio de visión se circunscribe a distancia cortas. Es decir, a meros objetivos próximos, del día a día o no más allá de una semana.
Si vuelas en un avión en ruta nacional, ya dispones de un mayor alcance,el cual se circunscribiría a tus objetivos en la vida,  a medio plazo.
Ahora bien si vuelas en un avión transoceánico , tú radio de acción es mucho más amplio y ahí es donde se engloban tus objetivos en la vida a largo plazo.
No puedes estar siempre manejando tu avioneta en el corto alcance; eso está bien para el día a día; pero en algún momento deberías meter tu avioneta o helicóptero en otro avión más grande y moverlo de ubicación. En ese momento,  te seguirás fijando objetivos a corto plazo; pero,  con una perspectiva completamente diferente…y esto; si no eres un mero conformista, te va a enriquecer y te a permitir explorar nuevos horizontes, nuevos escenarios, nuevas etapas en tu vida.
Os recomiendo “Life Squeezers” que hagais una reflexión de vuestro libro de ruta,  cada cierto tiempo (trimestral o semestralmente). Sólo así, mirando hacia atrás, pero bajo control, podréis valorar el camino andado y si estáis siguiendo el camino que os habéis marcado y por ende la consecución de vuestros objetivos en la vida

Entrada recomendada escuchando la canción de Love of Lesbian “Planeador” de su último album “El Poeta Halley”…la cual le “va al pelo”.

 

"Aquellas pequeñas cosas…"…o porqué Las cosas Pequeñas son las más grandes

 

 

Hoy me he levantado con una canción de Joan Manel Serrat dándome vueltas a n mi cabeza de forma insistente….”Aquellas pequeñas cosas“…y la verdad es que me ha servido de fuente de inspiración para mi entrada de hoy.

Valorar las “pequeñas cosas”

Los que tenemos niños pequeños , si somos un poco observadores, nos podemos dar cuenta , como tienen una capacidad de asombro “asombrosa” … Y tienen la faceta intrinseca de sorprenderse e ilusionarse infinitamente por aquellas cosas que los “mayores” consideramos minucias .
Eso los hace simplemente felices y los motiva por aprender más y montarse un universo paralelo en su pequeña cabecita. Es fantástica la capacidad que tienen de sorprenderse y sorprenderte con cosas que a nosotros, por el ritmo vertiginoso que llevamos o por la castracion mental a la que ha sido sometida nuestra forma de pensar, llamemosla, siendo benevolos ,  “tremendamente práctica “. Y al pensar que esas cosas, que no están relacionadas con el puñetero dinero, el poder, la influencia sobre otros, y simplemente el tener más de algo; las cuales nos “graban con letras fuego en nuestro ADN” esta sociedad consumista y decrépita en que vivimos.

¿No nos estaremos equivocado, y realmente no será,  qué no estamos considerando la perspectiva correcta?.  Realmente , no tendría que ser al revés, y deberíamos volver a nuestra niñez, a esa forma de pensar inocente , que nos permitía ilusionarnos por las que consideramos pequeñeces…

La vida, si nos ponemos a pensar, sin demasiado detenimiento, no es más que un conjunto de circunstancias, vivencias, experiencias y sensaciones…y solo de nosotros depende el que sepamos ilusionaron con ellas.


¿Cuánto tiempo hace que no disfrutas de un amanecer o una puesta de sol?
Y que me dices, del sonido de las olas rompiendo sobre la arena…
O mirar el fuego en una chimenea..durante rato sin pensar en nada más…
O observar los peces en un acuario, con sus movimientos parsimoniosos ajenos a la gravedad …
O una conversación distendida con amigos o con la familia…

O la sensación de caminar por medio del bosque y dejarse llevar por las sensaciones que te brinda la naturaleza…
O escuchar la música que te llega y motiva …
O jugar con tus hijos, como cuando eras pequeño y olvidarte por un rato de los perjuicios y del qué dirán , de ti un señor tan serio…
O los abrazos y besos de los que quieres. Abrazamos menos de lo que debemos…esta comprobado que un abrazo , una caricia , tiene un efecto mucho más terapéutico, que muchas medicinas.

O “simplemente” decir Te quiero. Mi hija pequeña Ariadna, no pierde un momento para decírmelo , o que me extraña…y el escucharlo, simplemente me hace mucho más feliz, que cualquier otra cosa material.
O decir a los que tenemos al lado, cómo me gusta el vestido, el traje que llevas o que bien se te ve…
O disfrutad del mejor regalo de cumpleaños que puedes tener: la compañía de los que te quieren , y dejarte querer, mucho más que cualquier otro regalo material.

 

Es muy fácil hacer felices a otros, si además lo dices con sentimiento, con sinceridad, y lo demuestras… no como palabras vacías de contenido….¿y sabéis lo mejo?… al que lo dice le hace sentir mejor que bien…te hace sentir un calorcito interior , que ni la mejor estufa del mercado consigue.
Daros cuenta que todos los ejemplos que os he comentado, cuestan poco o nada de dinero…simplemente te brindan sensaciones de bienestar.Son “pequeñas cosas“, pero no tienen precio…no las puedes comprar, simplemente tienes que hacer que ocurran.
Y tu Life Squeezer, porqué no mueves el culo, y pruebas alguno de los ejemplos que te he dicho; son si, pequeñas cosas, pero con un beneficio incalculable para sentir nuevamente el optimismo y las ganas de vivir intensamente.La vida es mucho más sencillo de lo que pretendemos aparentar.
Pd.Escrito en el vuelo a Zurich desde Barcelona, del jueves 4 de febrero, escuchando la Lista de Spotify “Motivación Extra


 

JUST DO IT

 


Just Do It

Emulando el slogan de una conocida marca de material deportivo…“Just Do It” = “Sólo hazlo”. Hoy voy a hablar de cómo adquirir un nuevo habito y conseguir éxito en tus objetivos personales.

Sólo tienes que hacerlo…parece facil, pero no lo es tanto.

Nos planteamos nuevos retos, más con cambios de ciclo; un nuevo año, que como ahora comienza;  tras las vacaciones estivales;  el inicio de un nuevo empleo; el inicio de unos nuevos estudios, etc….
Planteamos nuevos retos, con mucha ilusión,  con muchas ganas,  dispuestos a acometerlos, pero…porqué fracasamos y tras dos escasas semanas de haberlos planteado, vemos que no vamos por buen camino…
Esta claro que  lo que más cuesta no es plantearlos. Lo más dificil es comenzarlos, interiorizarlos y mantenerse constante en ellos.

Dicen, los entendidos,  que una rutina no se convierte en tal, hasta que han pasado 66 dias desde que se ha iniciado…como veis hablamos de casi dos meses.

Entonces, cuál es el problema a la hora de hacernos un planteamiento de  cambiar un habito, si sabemos que es para ayudarnos a mejorar.
A continuación, os indico mi punto de vista, de porqué nos es tan dificil cambiar algo, que a pesar, de saber que nos es muy beneficioso, se nos hace cuesta arriba y a “las primeras de cambio” (nunca mejor usada la expresión) tiramos la toalla.

Desde mi punto de vista, las razones a las dificultades de ejecutar un cambio son:

  1. No estar totalmente convencido del porqué cambiar y de sus ventajas.
  2. No ser realista en los objetivos fijados.
  3. Querer abarcar demasiado en poco tiempo. Ser excesivamente ambicioso.
  4. No fijar un plan de cambio de rutina progresivo. Es mejor cambiar pequeñas cosas, que todo de golpe. Eso si esos pequeños cambios, deben estar totalmente orientados a conseguir el objetivo final. Emulando a Berto Pena, hay que fijarse “miniobjetivos“, dentro del gran objetivo a conseguir.

Por ejemplo, si quiero empezar a correr;  y me planteo el correr una media maratón, en un plazo de dos meses a un ritmo de 4:30; estoy directamente condenado al fracaso.
Para no fracasar en este tipo de objetivos; lo primero deberia ser el asesorarse de expertos; en el caso de iniciarse en el “running”, deberiamos dejarnos asesorar por personas que conozcan bien un plan de entrenamiento, y que sirvan para orientarte sobre tus capacidades de base y sobre los objetivos a realizar.

Sin lugar a dudas, otro de los aspectos a considerar, sobre el que te demandarán, es conocer el tiempo que dispones, ya que no es lo mismo poder entrenar dos dias a la semana que cuatro.
Y a partir de ahi con ese plan de entreno, lo que te plantearán serán miniobjetivos antes de llegar al objetivo final. Es decir, primero deberás pasar por etapas intermedias, ser capaz de correr 5 kms seguidos, luego 6, 7 8 etc…de forma muy progresiva y evitando excesos (indigestiones) que lo unico que podrian llevarte es a desmotivarte y al traste con tu objetivo final.
En paralelo y muy importante es mantener el entusiasmo, la ilusión inicial, para lo cual es fundamental , tu premio en esos miniobjetivos, el notar la mejoría progresiva y la satisfacción de irte aproximando , poco a poco a la consecución de tu objetivo final.

Ahora bien, el primer gran escollo, y hablo en primera persona, es ser capaz de llegar al “Just Do It”…y romper el primer gran “rompehabitos“. El decirnos cada dia , “mañana empiezo“, en lugar de decir hoy, ahora mismo, ya empiezo, sin dilaciones, sin excusas, el autoconvencerte de que es lo que quieres hacer y porqué. Mañana, te volverás a decir mañana;  por lo que si eres capaz de romper esa tendencia y te dices a ti mismo, ahora es el momento (Just Do It), ya habrás conseguido dar el primer paso,.. y los siguientes irán saliendo poco a poco, de forma que iras interiorizando el habito, y… sin casi darte cuenta, irás consiguiendo exito en tus miniobjetivos, esos hitos intermedios, que te permiten alcanzar el objetivo final.

Y tú “Life Squeezer”, cuando vas a dejar de responderte mañana, y vas a vivir el hoy: sólo tienes que hacerlo – DO IT. JUST DO IT.

 

"Life Squeezers" : Qué es lo que me motiva a escribir este blog o la importancia de la Calidad sobre la Cantidad

 

El otro día “mi Pepito Grillo particular“: Lisette (oficialmente es mi profesora de inglés, pero por su formación como Behaviour Specialist-Experta en Comportamiento, tenemos unas conversaciones, por supuesto,  en inglés, de lo más interesante sobre “yo y mis circustancias”; otro dia os hablaré con más detalle de su proyecto en ciernes). El caso es que Lisette, el otro dia me lanzó la pregunta de ¿porqué escribo este blog o lo que es lo mismo, qué es lo que me motivaba a escribirlo y compartirlo?.
Reflexionando un poco al respecto, me di cuenta que mi principal motivación reside en intentar ayudar a otros en base a  mis experiencias personales. El blog es mi ventana a compartir, de forma desenfada, todo aquello que a mi me funciona y me motiva ; intentando a la vez ,  transmitir positivismo y ganas de vivir.

Lo de ayudar a otros, puede sonar ambicioso, incluso hasta pretencioso, si me apuráis , pero, sinceramente no hay nada mas lejano en mi intención.
Lo que me mueve, es poder contribuir a ayudar a las personas, que como yo, nos angustiamos, porque sufrimos las interminables jornadas laborales, el poco respeto de los demás a nuestro tiempo, la tortura del reloj y la sobrecarga de información .Todos estos factores, combinados con el ser personas muy inquietas,  nos lleva a la desesperacion por la falta de tiempo. Queremos hacer otros proyectos, aficiones o simplemente descansar o compartir con otros, pero las exigencias de la rutina diaria, la esclavitud del reloj, no nos lo permite.Y lo que me gustaría demostraros, es que se puede.(“esto último me ha quedado un poco tipo slogan de partido político…”).
Habeis pensado por un momento en ¿qué invertís vuestro tiempo?. Miraros esta Infografía del Blog Habitualmente de Tania Sanz.

Somos “Life Squeezers”-Exprimidores de la vida (la palabreja o concepto me la acabo de inventar, con el riesgo de que me cuestioneis el uso del ingles y mi critica de la semana pasada al excesivo uso de anglicismos (“runner-corredor”)…pero es que creo que no existe un concepto asi, o cuando menos no lo he sabido encontrar en castellano…y en inglés “mola” más.
El otro dia Carlos, un compañero de trabajo y amigo, me preguntaba, con el cierto grado del sarcasmo e ironia que le caracteriza: “¿pero tu ya tienes tiempo para hacer tu trabajo? ¿como puede ser que te de tiempo para escribir este blog?“.Y en el fondo, es muy gracioso, que me le pregunte él precisamente, cuando se caracteriza por ser una persona tremendamente polivalente: corre, escribe libros, tiene una gran cultura fundamentada en ser un gran lector…él no se daba cuenta, pero realmente es un claro exponente de un “Life Squeezer”.
Mi intención cuando empece a ahondar y leer sobre la productividad personal, no era otra que el poder ser más eficiente, el poder hacer mas con menos…el ser más Eficaz, pero combinándolo con las sinergías de la Eficiencia: ser un E2 (Eficaz * Eficiente)…y en todo eso, lo que me verdaderamente me movía ,como objetivo final a conseguir , era el tener mas tiempo para mi y los míos.
Mi deseo era el poder arrancarle minutos a mí  jornada laboral, siendo , igual o mas eficaz, para disponer de más tiempo para hacer aquellas otras cosas que me gustan, que me apasionan y que me motivan. No os llevéis a malentendidos, tengo un trabajo que me encanta y con el que disfruto mucho…pero no deja de ser una obligación por la que me pagan…si no, no estaría ahí…esa es la principal diferencia entre un trabajo y una afición (hobby).

Fruto de esa búsqueda tras leer unos cuantos libros ,de los mal llamados Autoayuda. Con grandes ejemplos sumamente rimbombantes, como el de las “Cómo dejar de hacerse pajas mentales y disfrutar de la vida”, “Cómo vivir francamente estresado: guía de la buena vida emocional y otras historias varias (es el problema de pasar mucho tiempo en los aeropuertos y visitar sus librerias…tras una dura terapia, “lo estoy dejando…”).

Como os decia, fruto de esa busqueda ,llegó a mi un libro , con un método que supuso para mi un cambio radical, un punto de inflexión.:Organízate con Eficacia…la aplicación del método GTD traducido al español…el libro escrito como guía de la Organización personal de David Allen.

Ese libro, fue el prólogo…en la búsqueda de mi “Santo Grial “: conseguir hacer mucho más con menos tiempo invertido.Y esa búsqueda es la que me llevo a toparme, con el que considero mi verdadero gurú de la aplicación práctica de ese método.Berto Pena de Thinkwasabi y el  resumen final de sus enseñanzas en forma de libro llamado Gestiona Mejor tu Vida.

Berto a través de las entradas de su blog, sus podcasts y otros materiales, sirvió  para crear las bases de mi metodología de productividad personal. Tuve la oportunidad de conocerlo en persona, cuando mi empresa lo contrato para impartirnos uno de sus seminarios.Y realmente sentí en primera persona , y creo que se lo pude transmistir a él, mi agradecimiento por sus enseñanzas y guía.
Si os habéis dado cuenta, en el párrafo anterior he dicho, MI metodología, y lo he hecho exprofeso , porque es la mía, la que yo utilizo, la que he adaptado y que a mi me funciona.Y es que a mi entender, no existe un único método, si no que cada uno de nosotros tenemos que adaptar, tras probaturas varias, el que mejor encaje en nuestro entorno laboral, personal…y porque no, en nuestra vida. Es decir elaborar VUESTRO propio sistema organizativo.
La idea es que podáis adaptar un traje “pret a porter” (las ideas de otros) y lo convirtáis en vuestro “traje a medida“.Que seáis vuestro propio sastre complementandolo con vuestras ideas y necesidades). Porque al fin al cabo, estamos hablando de algo mas importante de lo que a lo os hayais podido plantear: ¿como puedo aprovechar al máximo mi vida ?.

Como os decía, igual ahora empezáis a  entender, lo que pretendo con las aportaciones que hago con mi blog. Lo que me gustaria es que meditaseis al respecto. Por supuesto, no tenéis porque aplicar lo que os sugiero, pero cuando menos, si consigo haceros reflexionar un poco, el romperos el tedio, la rutina del día a día, ya habré conseguido más de lo que espero.

¿Se puede conseguir alargar el tiempo?, ¿vas a vivir mas?….: NO, está claro que no. Pero si que podemos sacarle mucho mas jugo al día día….a esas 24 horas súper valiosas (os habeis dado cuenta que son1440 minutos, 86400 segundos…)  y  que no se van a volver a repetir. Como dice el slogan de whatsup de mi compañero de carreras, Juan, “solo hay dos días que no me importan: ayer y mañana….”.(qué razón tienes Juanito).

Tenemos que aprovechar el presente,el día a día, exprimirlo al máximo…eso si, sin estrés…ehhh que nos conocemos. En el pasado, me acuerdo que mis fines de semanas, se llenaban de excesivos proyectos y cuando llegaba la noche del domingo, me ponía de mal humor, al ser consciente de que me había pasado el fin de semana a todo trapo, estresado, sin disfrutar al 100% lo que hacia…y lo que era peor cansado, y sobretodo habiendo descuidado a los que tenía a mi alrededor…y que solo me demandaban un poco de atención.
Recordad la frase “Tu puedes hacer cualquier cosa, pero no todas las cosas”. 

Ahora , tras unas cuantas dolorosas, pero enriquecedoras experiencias personales, me he dado cuenta que es mucho más importante la Calidad a la Cantidad…y que cuando hago una cosa, intento centrarme al máximo en ella. (Recordad “Monotareismo”, que no es lo mismo qué Monoteísmo…vs. “Multitareismo”, que es igual que superficialidad, estrés e insatisfacción).

Por poner un ejemplo, ahora cuando estoy con mi hija pequeña, aunque solo sea una hora, es una hora que se la dedico solo a ella al 100%….no hay nada mas importante en ese momento: ya me puede sonar el teléfono (que no lo atiendo..) o hablarme alguien. Si me pide jugar al escondite, a muñecas o cualquier actividad por “naif” que sea…, juego con ella.  Aunque pueda tener otras cosas, aparentemente mas importantes que hacer (¿seguro que son más importantes?).
Nuestros hijos crecen a velocidad de vértigo, y son el verdadero ejemplo de lo rápido que pasa el tiempo ). Estoy divorciado y, seguro que no dispongo de tanta cantidad de horas para estar con ellos como otros padres, pero  estoy verdaderamente convencido, que en el grado de calidad con el que me dedico, me permite compensar la falta de mayor cantidad de tiempo de convivencia ; y que mi hija me quiere igual o más que cualquier otro en una situación personal diferente.

¿Y como se puede conseguir esto? Organizándose y Priorizando…..siendo sistemático y consecuente…y sobretodo aplicando mucho sentido común.

¿Vas a ser  un “Life Squeezer”