Los buenos Life Squeezers seleccionan las mejores naranjas para exprimir…

 

Mira que lo intento , pero es que no hay manera de que haga solo una cosa a la vez; no lo puedo evitar, no sé si es porque tengo demasiadas cosas que hacer o porqué mi cerebro ha sido programado para no desconectarse nunca y estar saltando de una idea a otra  continuamente

Si me pongo a pensar detenidamente al respecto; esto no es algo nuevo , sino que me ha pasado siempre.
Si me remonto a mi época de estudiante universitario , era capaz de estar escuchando detenidamente las explicaciones del profesor, tomar apuntes con una calidad más que aceptable ; y a la vez, estar hiperatento, como no, a las preguntas de mi encantadora compañera de estudios  (“Un beso Marga”).
También, en aquella época , me llamaban “culo de mal asiento” porque cuando salíamos de bares , en lugar de disfrutar del momento , estaba más interesado en movernos al siguiente bar de la peregrinación …por aquello de que  seguro que el ambiente sería mejor.
O cuando jugaba al Trivial , mi memoria me sorprendía hasta mí mismo ,  y era capaz de contestar a preguntas , sin saber muy bien porqué  conocía la respuesta …simplemente la sabia y la decía …las respuestas habían quedado en mi subconsciente…sin conocer cuando, ni cómo había tenido contacto con la pregunta en cuestión
O cómo cuando era capaz de acordarme de los actores , directores y de la banda sonora de multitud de peliculas…y participar en concursos de la radio.
Claro que eso cuando eres más  joven , te lo puedes permitir , tú cerebro está preparado y fresco para hacerlo funcionar a tope …a comerte la vida, sin tiempo que perder.En esa fase de la vida primabas mucho más la cantidad, que la calidad; la velocidad en hacer la cosas a un ritmo vertiginoso , que el disfrutarlas…
Pero ahora, con el paso de los años y tras un sinfín de experiencias vividas, te das cuenta de; ya sea por obligación o por devoción ; que tu cerebro no funciona igual de rápido, que ya no eres capaz de recordarte de cosas o ideas que antaño habían llegado a tus labios de forma instantánea, y es entonces cuando eres consciente de que no te queda más remedio que adaptarte a tus nuevas limitaciones ; además tu motor además de haber perdido, aparentemente potencia, no sólo eso, sino que ha perdido también resistencia; con lo que , no sólo funciona más lento , sino que te cansas más fácilmente y te cuesta mantener el grado de concentración correcto durante tiempo….
Aunque pensándolo bien, igual estoy siendo demasiado exigente conmigo mismo, y a lo mejor el problema lo estoy planteando incorrectamente.
A lo mejor no se trata de que mi cerebro no funcione igual de bien que en el pasado, a lo mejor y solo a lo mejor ; la realidad es que le estoy exigiendo más de lo que debo…
Porqué,  vamos a ver, si me pongo a pensar hace quince-veinte años no teníamos acceso a la ingente cantidad de  información que tenemos ahora; estamos saturados por un torrente de imágenes, impactos visuales y auditivos todos ellos a un ritmo desenfrenado que nos abocan a un colapso mental..
Y pienso, realmente lo estamos haciendo bien?, tiene sentido el dejarnos llevar por esa vorágine de impactos que no nos dejan disfrutar las sensaciones que nos producen…Esos que nos llevan a saltar de tarea a tarea , como quien dice, y antes de haber terminado lo que estamos haciendo , ya  estamos pensando en la siguiente y , a todo esto, además , si encima somos, como es mi caso, tremendamente inquietos, la lista de cosas a hacer se convierte en una retahíla de tareas imposibles de acometer en un tiempo limitado .
Qué os propongo? 
Reflexionar detenidamente, antes de ejecutar sin sentido , sobre lo que realmente me aporta lo que voy a hacer. Es más importante , como suelo decir, la calidad a la cantidad  de cosas voy a hacer
Tenemos que ser mucho más selectivos a la hora de establecer  los objetivos a acometer, siendo conscientes de que el día tiene 24 horas ; que no deberíamos dedicar más de 10 a trabajar ( fijaros que ya me curo en salud , y no digo 8, que sería lo deseable ) y que necesito sobre 8 horas para dormir ( lamentablemente , tampoco me lo aplico y el día que hago 7 ; ya es un éxito) y ,que el resto, debería de ser el tiempo que puedes dedicar a lo que realmente deseas hacer.
Eso sí, una vez hayas fijado tus objetivos o tareas, es decir aquello que vas a hacer, porque realmente es lo que te aporta, lo que te enriquece tu vida ; disfrútalo, paladealo, saborearlo y siente que realmente lo estás disfrutando y sintiendo que, eso, solo eso que estás haciendo, es tuyo y que las sensaciones que te aporta, van a quedar dentro de ti , en tus recuerdos, para siempre.

 

Estos pensamientos concuerdan bastante con los movimientos Slow tan en boga; a mí me gusta mas definirlos como cachitos de vida , está bien ser un Life Squeezer, pero el zumo de tu  vida , sabrá mucho mejor si seleccionas con criterio que naranjas-experiencias  vas a exprimir … Y , sin duda, que te van a aportar las vitaminas que enriquecerán tu vida y la harán más sabrosa y vigorizante.

 

Y tu Life Squeezer, cuándo vas a parar por un momento y vas a reflexionar sobre lo que realmente te importa…?
Pd. Escrito en el vuelo de vuelta de Ámsterdam a Barcelona del 26 de enero de 2016, escuchando a Ludovico Einaudi de su álbum “Una mattina”…tremendamente recomendable si deseas interiorizar….

Algunas recomendaciones para no dejarse llevar por el Blue Monday

Hoy lunes 18 de enero, dicen que es el dia más triste del año , el que llaman “Blue Monday“.
Lo llaman así , porqué según se dice,  es el día en que te das cuenta de que todos los objetivos fijados con el cambio de año, no los estás siguiendo y ya los has abandonado. No obstante,  estoy convencido que todos aquellos que leéis este blog, seguro que no habéis desfallecido y los tenéis súper activos y en un buen grado de progresión….no obstante y por si acaso…miraros mis ultimas dos entradas…y si veis que hay algo que no cuadra, aprovechad , alguno de los materiales que aprovecho para remitiros a continuación y volver haced proposito de enmienda.

En la entrada de esta semana , me voy a permitir el haceros algunas recomendaciones de otros blogs o links con servicios o materiales que creo os pueden ser de interés.

El primero es relativo a la página web de Lisette Sandoval. Lisette es mi profesora de inglés, es de origen norteamericano y hacemos las clases por por streaming (videoconferencia). Me enseña inglés y ,por su formación como Analista del Comportamiento, tiene una forma de impartir clases muy interesante , ya que a la vez que aprendes inglés de forma muy amena, te motiva y te hace reflexionar sobre hábitos a mejorar. Es muy interesante y practico ; y además matas dos pájaros de un tiro.  A su vez por su conocimiento de los entresijos de la empresa privada, te puede ayudar a desbloquear determinados proyectos profesionales y/o personales. su página web es “Mejorar mi inglés de negocios“.
Otro blog muy interesante, y del cual ya he puesto alguna entrada, es el llamado Habitualmente escrito por Tania Sanz.El blog escrito de una forma muy personal, te da pautas relativas a cómo transformar tu vida o cuando menos hacerla más saludable.Es una una buena base de ideas para fijarte habitos y objetivos de mejora.
Con respecto a Blogs sobre Productividad, os recomiendo el de mi gurú al respecto: Berto Pena. Últimamente la página web de Berto , Thinkwasabi, está algo menos activa de lo normal, pero los contenidos de la misma siguen estando perfectamente en vigor. Si estás interesado en temas relativos a Organización Personal, esta es tu página.. En menosSmas, hay un link directo a esta página, Berto , además, imparte cursos a empresas y en su página hay acceso a gran cantidad de podcasts muy interesantes.
Otra página de Productividad es la llamada El Canasto. Escrita por Jerome Sangers, un holandés , que se define como consultor y mentor , afincado en España (Lleida), desde hace muchos años . En ella escribe sobretodo lo relacionado con Productivdad Personal . Jerome imparte cursos sobre productividad personalizados. Otro de los indispensables de Jerome es su Calendario Compacto, tremendamente practico,  por su simplicidad, y a la vez practicidad;  con el que puedes controlar de forma muy gráfico el seguimiento de Proyectos
Si buscas algo relativo a vivir de forma minimalista y reducir el impacto de la sociedad de consumo, tu página , es la escrita por Valentina Thörner, denominada Valedeoro. Valentina, habla de una forma muy personal respecto a cómo poder reducir los hábitos de consumo y aporta ideas desde un punto de vista muy diferente.
En las dos ultimas entradas de mi blog estuve hablando sobre Objetivos Personales, concretamente de como afrontar  cambios de ciclo y plantearse nuevos retos y objetivos. Acabamos de terminar el 2015 y hemos iniciado un nuevo año. Por si no teneis claro qué objetivos plantear, y por donde empezar, me permito recomendaros una excelente aportación realizada por Maider Tomasena, una de las mejor expertas sobre Copywriting . en el link adjunto veréis una conexión a un documento para redactar tu plan personal para el año 2016. Es muy interesante .
Recordad, como decia mi entrenador de atletismo, Andreu Gisbert,  que “Los planes están hechos para cambiarse”  o mejor dicho para adaptarlos a las circunstancias, pero si lo que está claro es que necesitas tener un plan, cuando menos”
Y tu, Life Squeezer , ya has hecho tú revisión de tus logros de lo que va de año; no te dejes llevar por el ambiente del Blue Monday, seguro que has hecho más méritos de los que crees, y qué has avanzado más de lo que piensas ;  ya sabes la clave está en las microtareas , es decir en comerse el elefante a bocaditos…



Pd.Esta entrada ha sido escrita en el vuelo de Ámsterdam a Barcelona de hoy 18 de enero de 2016 , el de las 18:30 escuchando la lista de Spotify llamada Atmospheric Calm

JUST DO IT

 


Just Do It

Emulando el slogan de una conocida marca de material deportivo…“Just Do It” = “Sólo hazlo”. Hoy voy a hablar de cómo adquirir un nuevo habito y conseguir éxito en tus objetivos personales.

Sólo tienes que hacerlo…parece facil, pero no lo es tanto.

Nos planteamos nuevos retos, más con cambios de ciclo; un nuevo año, que como ahora comienza;  tras las vacaciones estivales;  el inicio de un nuevo empleo; el inicio de unos nuevos estudios, etc….
Planteamos nuevos retos, con mucha ilusión,  con muchas ganas,  dispuestos a acometerlos, pero…porqué fracasamos y tras dos escasas semanas de haberlos planteado, vemos que no vamos por buen camino…
Esta claro que  lo que más cuesta no es plantearlos. Lo más dificil es comenzarlos, interiorizarlos y mantenerse constante en ellos.

Dicen, los entendidos,  que una rutina no se convierte en tal, hasta que han pasado 66 dias desde que se ha iniciado…como veis hablamos de casi dos meses.

Entonces, cuál es el problema a la hora de hacernos un planteamiento de  cambiar un habito, si sabemos que es para ayudarnos a mejorar.
A continuación, os indico mi punto de vista, de porqué nos es tan dificil cambiar algo, que a pesar, de saber que nos es muy beneficioso, se nos hace cuesta arriba y a “las primeras de cambio” (nunca mejor usada la expresión) tiramos la toalla.

Desde mi punto de vista, las razones a las dificultades de ejecutar un cambio son:

  1. No estar totalmente convencido del porqué cambiar y de sus ventajas.
  2. No ser realista en los objetivos fijados.
  3. Querer abarcar demasiado en poco tiempo. Ser excesivamente ambicioso.
  4. No fijar un plan de cambio de rutina progresivo. Es mejor cambiar pequeñas cosas, que todo de golpe. Eso si esos pequeños cambios, deben estar totalmente orientados a conseguir el objetivo final. Emulando a Berto Pena, hay que fijarse “miniobjetivos“, dentro del gran objetivo a conseguir.

Por ejemplo, si quiero empezar a correr;  y me planteo el correr una media maratón, en un plazo de dos meses a un ritmo de 4:30; estoy directamente condenado al fracaso.
Para no fracasar en este tipo de objetivos; lo primero deberia ser el asesorarse de expertos; en el caso de iniciarse en el “running”, deberiamos dejarnos asesorar por personas que conozcan bien un plan de entrenamiento, y que sirvan para orientarte sobre tus capacidades de base y sobre los objetivos a realizar.

Sin lugar a dudas, otro de los aspectos a considerar, sobre el que te demandarán, es conocer el tiempo que dispones, ya que no es lo mismo poder entrenar dos dias a la semana que cuatro.
Y a partir de ahi con ese plan de entreno, lo que te plantearán serán miniobjetivos antes de llegar al objetivo final. Es decir, primero deberás pasar por etapas intermedias, ser capaz de correr 5 kms seguidos, luego 6, 7 8 etc…de forma muy progresiva y evitando excesos (indigestiones) que lo unico que podrian llevarte es a desmotivarte y al traste con tu objetivo final.
En paralelo y muy importante es mantener el entusiasmo, la ilusión inicial, para lo cual es fundamental , tu premio en esos miniobjetivos, el notar la mejoría progresiva y la satisfacción de irte aproximando , poco a poco a la consecución de tu objetivo final.

Ahora bien, el primer gran escollo, y hablo en primera persona, es ser capaz de llegar al “Just Do It”…y romper el primer gran “rompehabitos“. El decirnos cada dia , “mañana empiezo“, en lugar de decir hoy, ahora mismo, ya empiezo, sin dilaciones, sin excusas, el autoconvencerte de que es lo que quieres hacer y porqué. Mañana, te volverás a decir mañana;  por lo que si eres capaz de romper esa tendencia y te dices a ti mismo, ahora es el momento (Just Do It), ya habrás conseguido dar el primer paso,.. y los siguientes irán saliendo poco a poco, de forma que iras interiorizando el habito, y… sin casi darte cuenta, irás consiguiendo exito en tus miniobjetivos, esos hitos intermedios, que te permiten alcanzar el objetivo final.

Y tú “Life Squeezer”, cuando vas a dejar de responderte mañana, y vas a vivir el hoy: sólo tienes que hacerlo – DO IT. JUST DO IT.

 

No me gusta mirar atrás pero a veces no queda más remedio…

No me gusta mirar atrás pero a veces no queda más remedio…

A veces hay que mirar hacia atrás, aunque como buen Life Squeezer mi objetivo se fije en el presente, en el dia a dia; pero es en esta epoca, donde practicamente ya tenemos cerrado el año, donde es bueno revisar los objetivos que nos hemos fijado, el grado de consecución de los mismos, y porqué no? reformularlos, si son coherentes y se ajustan con nuestra nueva realidad,  y nos siguen sirviendo para el año que nos viene.

En mi caso personal, este ha sido un año terriblemente duro en lo profesional. Lamento decir que he llegado “con la lengua fuera” y con el “depósito prácticamente vacio”. Si habeis seguido alguno de mis post anteriores, hablaba al respecto (aunque siempre ha alguien que está peor…y si no , que se lo pregunten a Fernando Alonso…”).

No puedo decir lo mismo del terreno personal, donde me encuentro mejor que nunca, si bien hay alguna cosa a mejorar (hacer más deporte,…pero eso tiene fácil arreglo). Por otro lado, uno de mis objetivos personales, era escribir este blog, y creo que puedo decir que ya lo he interiorizado dentro de mis rutinas. Además con alguna grata sorpresa, como el link de Jerome Sangers a una de mis entradas, en su blog “El Canasto“, algo que valoro enormemente, más viniendo de uno de los grandes gurus de la productividad personal de este país.

Ahora bien, como decia, en el campo profesional, he llegado “muy falto de fuerzas” al final del año, y como no deseo que se vuelva a repetir, es conveniente hacer una revisión de porque me ha sucedido esto.

En primer lugar una de las razones ha venido por no ser suficientemente selectivo a la hora de ejecutar las tareas. Como he repetido en sucesivas ocasiones, “puedo hacer cualquier cosa, pero no todas las cosas”…y mucho me temo que, mi sobrecarga de trabajo se ha llenado de más tareas de la cuenta, y lo que es peor de algunas que no me aportaban NADA a mis objetivos principales.
Por lo tanto, el año que viene, debo establecer un criterio mucho más acotado a la hora de decidir si hago o no esa tarea  o si, simplemente la acepto, valorando qué es lo que me aporta, y si realmente me aproxima a mis objetivos básicos.

Otra de las razones, es el no saber decir NO.
Va relacionado con la anterior, puedes entender que decir que NO,va en contra de ser una persona “agradable, empática y con don de gentes”, pero al fin y al cabo, si razonas al que te pide algo, ese NO, seguro que lo va a entender y al final te vas a evitar “sufrimientos” personales.
Recuerda que lo más importante eres tu, tus objetivos y cómo realizarlos, y si por hacer los de los demás, no consigues los tuyos o el que para conseguirlos, tengas un desgaste excesivo, simplemente NO los hagas. En definitiva, para el próximo año, voy a usar el NO con más frecuencia.

Por último, uno de mis defectos en la falta de consistencia y disciplina. No lo puedo evitar, pero en más ocasiones de las que desearía, me despisto.
Si bien me ilusiono muchisimo y me fijo metas. Por diferentes razones acabo abandonando algunos proyectos que comienzo tremendamente motivado.
Sin dudas, el problema puede venir, por no haber realizado un análisis previo correcto de lo que me aportan los mismos, y segundo el no haberlos incorporado, a mi rutina.
Para el próximo año, me voy a fijar menos objetivos, pero grandes, y con el fin de garantizar su consecución, me fijaré metas conseguibles intermedias (ya sabeis, “un elefante se come a bocaditos, pero constantes…”

Realmente es fácil, por no decir, una tendencia natural que tenemos todos,  cuando llegan cambios de ciclo como es el caso: un año que se acaba y otro que empieza; el que nos fijemos pautas de mejora, es fácil; otra cosa es ejecutarlas.
En mi opinión la clave está en estructurarlas correctamente, tener claro el objetivo y qué vamos a conseguir, y dividirlas en pequeñas etapas, que nos permitan valorar la evolución de las mismas.
Y sobretodo, el no esperar a hacer revisiones a final de año, si no incorporarlas en nuestra rutina semanal, por no decir diaria, y corregir, a tiempo, caso de que nos desviemos del objetivo final.

¿Y tu “Life Squeezer” , ya has hecho balance del 2015, y te has planteado qué vas a conseguir en el 2016?

Me permito desearos una agradable celebración de la Navidad en compañia de los que más quereis, y mis mejores deseos para el año 2016.

 

Alex, gracias por todas tus enseñanzas

Alex, tres años han pasado ya desde nuestro último abrazo, desde nuestros últimos besos; tres años en los que sigues estando dentro de mi, iluminándome con tus recuerdos y enseñanzas y haciéndome entender que la vida es más sencilla de lo que creemos ..hoy más que nunca me gustaría poder volver a abrazarte , besarte y agradecerte tu paso por mi vida. Te extraño, te quiero y nunca, nunca , nunca te olvidaré.
Con todo mi amor, hasta siempre príncipe mío!