¿Qué le debo al atletismo para ser como soy?

 

Tengo que reconocer, tener una espina clavada, del por aquello  “de lo que podría haber sido y no fué” al referirme a una de mis grandes pasiones cuando “era más joven”. Me refiero al Atletismo, y mi años compitiendo en pista en la especialidad de 800 metros y 400 metros con marcas aceptables, teniendo en cuenta mi juventud (rozando la veintena). El hecho de haber tenido que abandonar su práctica, por una lesión que tardó mucho tiempo en ser diagnosticada: periostitis crónica en las dos tibias motivada por una mala dinámica en el apoyo. Y el haberme tenido que retirar, justo cuando acababa de ser Campeón de Cataluña Absoluto en 800 metros con 19 años.y sin haber empezado a exprimir todo mi potencial con entrenamientos de mayor intensidad.
Creo que siempre he arrastrado una cierta frustración, por aquello de no haber sido yo el que tomase la decisión de abandonar la disciplina atlética, si no que la misma vino forzada por circustancias no controlables.
Con el paso de los años, he aprendido a mirar y apreciar los valores que aprendí del Atletismo: espiritú de sacrificio, ,autoexigencia, adaptación al esfuerzo, constancia y sobretodo honestidad conmigo mismo.
Gran parte de esas facetas, vinieron secundados y orientados , por el Club por el que corría Altius y por la formación deportiva y sobretodo en valores humanos, que me proporcionaron el la Escuela Deportiva Brafa.
En las ultimas semanas, me he reencontrado con algunas fotos de aquella epoca, que ilustran esta entrada,  las cuales no habia visto, y que me ha removido recuerdos, ya medio olvidados.

El Atletismo es un gran deporte , que si bien , está muy encaminado al resultado individual, en mi caso concreto , me permitió convivir y conocer el sentimiento de equipo , al correr sumando los resultados por equipos en Lliga Catalana de Clubs. Y sobretodo, corriendo por equipos, en relevos 4×400 metros, en uno de los equipos más prometedores de la epoca: Alfredo Tabuenca, Angel Sánchez, Marcos Sánchez y yo mismo.
Hace poco nos volvimos a reencontrar Angel y Alfredo, y a pesar del tiempo pasado, seguiamos hablando como si fuese ayer el ultimo dia que nos habiamos visto. Y eso sólo se consigue tras haber vivido experiencias personales intensas y unos cuantos entrenamientos “al límite”.

Ahora, todo el mundo habla de correr, del running. Está absolutamente en boga, y no hay casi nadie, que no haya sido absorbido por el influjo de este deporte.  Pero os puedo asegurar que hace 25-30 años, cuando te veian correr por la calle,  la gente te señalaba y se burlaban de ti…y eso tambien fue parte de nuestra formación….ya sabeis, aquello de “ande yo caliente, y riase la gente”…el que no corría no sabia lo que se perdía…y el tiempo no ha hecho más que darnos la razón a aquellos “pioneros” incomprendidos.

Yo por mi parte sólo tengo palabras de agradecimiento a este deporte y recuerdos más que gratos. Y ahora, con el paso del tiempo, he sabido aprender a sobrellevar esa “aparente frustración” de lo que podría haber sido y no fue;  por un eterno agradecimiento de lo que aprendí de aquella epoca de mi vida.

 

 

3 Replies to “¿Qué le debo al atletismo para ser como soy?”

  1. Recuerdos a Alfredo y Ángel. ¡Hace tantos años que no sé nada de ellos!
    Si os volvéis a reunir, avísame, por favor.

    Las fotos las hice con una cámara Minolta SRT-101 y un zoom Vivitar. Ahora las he recuperado escaneando los negativos. Me alegro de que os hayan gustado.

    Me gusta

Responder a profe Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.