Vuela bajo y seguro en tu día a día; pero si quieres llegar lejos debes arriesgarte y volar más alto!

 

No sé si es porque estoy cansado y todavía recuperándome de mi periplo por Asia…él jetlag te juega , a veces, malas pasadas, pero hoy me he despertado con unas cuantas ideas ¿”trascendentes”? sobre mi vida.

No se,  últimamente,  tengo la sensación de que no estoy manejando, todo lo bien que quisiera,  mi vida.O al menos, esto es lo que me está pasando estos días, donde tengo la sensación de no ir bien encaminado.
Parece como si solo me dejase llevar por las circunstancias,  y fuese dando bandazos de un lado a otro , sin tener demasiado claro a dónde ir.

No os equivoqueis:  soy feliz, en lo personal y, a ratos, en lo profesional. Pero hoy, como decía,  me he levantado con sensación de no profundizar = disfrutar demasiado en mis experiencias; en moverme otra vez, por criterios de cantidad, en lugar de calidad….y:  no me gusta.

Pasan mis días, sin demasiada pena ni gloria; completamente llenos de actividades;  y me pregunto sobre la trascendencia de las mismas. Parece como si tan solo, todo se quedase,  en mera superficialidad. Ya sabeis el dicho: “quién mucho abarca, poco aprieta…”.
Y a pesar de que pueda parecer incongruente,  él querer ser un Life Squeezer;  y exprimir al máximo la vida y vivir plenamente el presente;  hoy me he despertado pensando en que eso está muy bien, pero,  que al final,  es muy importante, para evitar ir caminando cuan pollo decapitado, el saber,  a dónde quieres ir.

Pensando al respecto me he acordado del ejercicio sugerido por David Allen en su libro GTD. El modelo de las seis etapas, aquel donde sugiere,  que nos convirtamos en un piloto de avión y pilotemos a diferentes alturas. Esas diferentes cotas;  son nuestras diferentes alturas de miras;  y son,  las que nos permiten,  el visualizar una mayor distancia… un mayor radio de acción.

Prosiguiendo con el simil, si vuelas una avioneta pequeña o u simple helicóptero , tu radio de visión se circunscribe a distancia cortas. Es decir, a meros objetivos próximos, del día a día o no más allá de una semana.
Si vuelas en un avión en ruta nacional, ya dispones de un mayor alcance,el cual se circunscribiría a tus objetivos en la vida,  a medio plazo.
Ahora bien si vuelas en un avión transoceánico , tú radio de acción es mucho más amplio y ahí es donde se engloban tus objetivos en la vida a largo plazo.
No puedes estar siempre manejando tu avioneta en el corto alcance; eso está bien para el día a día; pero en algún momento deberías meter tu avioneta o helicóptero en otro avión más grande y moverlo de ubicación. En ese momento,  te seguirás fijando objetivos a corto plazo; pero,  con una perspectiva completamente diferente…y esto; si no eres un mero conformista, te va a enriquecer y te a permitir explorar nuevos horizontes, nuevos escenarios, nuevas etapas en tu vida.
Os recomiendo “Life Squeezers” que hagais una reflexión de vuestro libro de ruta,  cada cierto tiempo (trimestral o semestralmente). Sólo así, mirando hacia atrás, pero bajo control, podréis valorar el camino andado y si estáis siguiendo el camino que os habéis marcado y por ende la consecución de vuestros objetivos en la vida

Entrada recomendada escuchando la canción de Love of Lesbian “Planeador” de su último album “El Poeta Halley”…la cual le “va al pelo”.

 

One Reply to “Vuela bajo y seguro en tu día a día; pero si quieres llegar lejos debes arriesgarte y volar más alto!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.